miércoles, 29 de abril de 2009

Las enseñanzas del Caballero de la Armadura Oxidada capítulo 4

Cuarta prueba: El Castillo del Silencio

Manifestación de la armadura psicosomática del Caballero
El Caballero entra solo en el castillo donde todo es silencio. Cierra la puerta y se embosca en su castillo interior para conocer aquello que turba su propio silencio
Le tiemblan las rodillas produciendo un ruido metálico por causa de la armadura lo cual significa que el Caballero inunda con ruidos mentales su castillo del silencio.
Se encuentra con tres alfombras y tres habitaciones, que reflejan la idea del tres: el uno es el silencio, y el dos y el tres son la polaridad cháchara mental-soledad que el Caballero habrá de trascender para rescatar el silencio.

Si vive el silencio, comprenderá y podrá ver.
El Caballero tendrá que confrontarse con el dragón de su cháchara mental que tiene secuestrado al silencio. Para ello tendrá que vivir la soledad y el silencio un tiempo suficiente. Recordará cuando su esposa
Julieta no le hablaba durante días, pero jamás se había sentido tan solo con el silencio que nota en ese castillo.
El Caballero se encuentra con el alma intranquila en el interior del castillo. Le sorprende la voz del rey diciéndole que no podrá ver dentro de él hasta que desvele el secreto que oculta cada habitación de ese castillo y descubra en su propio interior los ruidos mentales que ahogaron el silencio.

Se pone barreras para protegerse de quien cree que es.
El rey regresa al Sendero de la Verdad para conocer más de sí mismo.
Sabe que la mayoría de la gente está atrapada en su armadura y pone defensas para protegerse de quienes creen que son. Cada día crean nuevas corazas hasta que llega un momento en que no pueden quitárselas y ser ellos mismos. El Caballero pone su armadura entre el Yo verdadero y el falso yo.

El silencio es algo más que no hablar
Si el Caballero permanece en solitario y en silencio, podrá ver las puertas del castillo que le conducen a otras salas, es decir, podrá reconocer los problemas pico-emocionales y encontrar la salida a una vida más auténtica.
El silencio se vuelve conocimiento cuando aparece el silencio interior en donde no hay visualización de colores o imágenes, la mente se encuentra suspendida, mientras que la totalidad de nuestro ser percibe la realidad. El silencio aniquila al falso yo, apareciendo en su lugar un conocimiento silencioso.

Se pone máscaras ante los demás
El Caballero había dado una imagen engañosa de sí mismo a los demás y les confundía tratando de demostrar que era el caballero más brillante del reino. Para reconocer cuáles son sus máscaras, el Caballero transitará por la humildad, la soledad y el silencio.

Derrotar la el diálogo interno y conocer el silencio, requiere más coraje que todas las batallas libradas en su vida como caballero.
El Caballero tendrá que enfrentarse a un nuevo tipo de Cruzada: luchará contra las Fuerzas del Mal que habitan dentro del él, simbolizadas en el dragón. El Caballero necesitará la valentía del guerrero para someter a su dragón. Si persevera en mantenerse en la soledad y en la escucha del silencio, conseguirá la victoria sobre el dragón de la cháchara mental.

Admite que tiene miedo de estar solo en el castillo
Lo único que escucha es el ruido de su armadura y eso le deprime más porque nunca había prestado atención a sus ruidos mentales.
Intenta hacer más ruido para ocultar el silencio y repite una canción, pero ésta le produce el efecto contrario, le lleva a la quietud mental y lo arrastra al silencio más absoluto, donde admite que tenía miedo de estar solo. Es entonces cuando logra una visión clara de la realidad, simbolizada en el avistamiento de la puerta y entra en otra habitación más pequeña que las anteriores porque al conquistar un conocimiento más profundo de sí mismo, reduce el espacio de lo desconocido.

Formación del carácter en la infancia
Hablando consigo mismo retrocede a su infancia y recuerda lo diferente que era de los otros niños, pues mientras los demás cazaban codornices y jugaban, el se recluía en casa para leer. Recuerda que siempre sintió miedo de estar solo y que nunca disfrutó del presente.

La profesión de caballero fue la causa del dolor y la soledad que sufrió Julieta
Sintiendo la soledad de su castillo interior, el Caballero se pone en el lugar de Julieta, dándose cuenta del dolor que le ha causado y lo sola que debió de sentirse con un hombre envuelto en una coraza insensible a los sentimientos. Siente el dolor y la soledad propios, añadidos a los que debió de provocar a Julieta, y entra en una catarsis que le sume en un profundo llanto y hace que aflore una gran ternura, que le conducen a un estado de claridad mental y alivio, simbolizado en la puerta que se abre.

Está lo suficientemente silencioso para que el Yo verdadero se desvele
Al hacerse el silencio en el Caballero, el Yo verdadero emerge y demuestra la falsedad del otro yo. El Yo verdadero está sometido al corazón y el falso yo corresponde a un estado salvaje y descontrolado.

Merlín le confirma que el Yo verdadero es más real que el falso yo
Cuando la mente alcanza el silencio la percepción del mundo es más real, por eso el mundo ilusorio del falso yo desaparece, emergiendo el Yo verdadero. El Yo verdadero está más próximo a la luz de la Fuente, mientras que el falso yo se halla más cerca de la oscuridad. Merlín le confirma que el Yo verdadero es más real que el falso yo

Se sumerge en un profundo sueño y al despertar se da cuenta que el yelmo ha desaparecido
El Caballero entra en un profundo sueño por el efecto de la catarsis que libera energías bloqueadas del, apareciendo el alivio. Se despierta y se da cuenta que está de nuevo en el Sendero de la Verdad. Las llaves que le abrieron las puertas de su castillo interior del silencio fueron la reflexión y la comprensión. Se da cuenta que el yelmo ha desaparecido. Aunque creía haber pasado sólo una noche en el castillo, en realidad estuvo allí mucho tiempo. Esa noche simboliza aquí la noche oscura del alma en la que el Caballero se purga de los conflictos que tenía con Julieta, con el silencio y con la cháchara mental.

Estamos creados del mismo hálito de la Fuente. Siempre estamos viajando hacia Su encuentro
Merlín le dice al Caballero que somos parte el uno del otro. Esto significa, en el nivel de lo engendrado, que la Creación está hecha del mismo hálito creador de la Fuente. El Caballero contiene dentro de sí a todo el Universo, por lo tanto, Julieta y él son parte el uno del otro.
El camino que conduce a la Fuente se llama Sendero de la Verdad, Nunca dejamos de viajar por él.

La locura lo cura
El Caballero ha rozado los límites de la locura en los estados de catarsis, al escuchar por primera vez al Yo verdadero que le confunde, pero Merlín le tranquiliza asegurándole que no se está volviendo loco.
Lo que importa al Caballero es la búsqueda de sí, la locura es para él auto curación. La locura lo cura y le da sanura.

7 claves para meditar
1. ¿Cómo se manifiesta tu cháchara mental?
2. ¿Cómo vives la soledad y el silencio?
3. ¿Conoces que el viaje hacia la Fuente nunca acaba?
4. ¿Tienes suficiente coraje para aquietar tu mente?
5. ¿Disfrutas el aquí y el ahora?
6. ¿Cómo vives la locura-sanura?
7. ¿Qué vivencias tienes de tu Yo verdadero?
___________________________________________________________________________________________
Velasco Montes C., Enseñanzas Del Caballero de la Armadura Oxidada, 2003, Obelisco, Barcelona, ISBN: 9788477208594.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada